Que bien los beneficios que tengo...

Hace poco se publicó en el confidencial.com esta noticia:¿Quién miente sobre el precio de los combustibles? en el que desgrana un poco el coste y precio de las gasolinas en España y las compara con otros países europeos. 

Además de comentar sobre los crecientes beneficios de empresas españolas a costa, entre otras cosas, de tener unos precios de sus productos bastante por encima de lo que hay en países europeos, con salarios mucho más altos. 

¿Solución? Apenas funciona la competencia pero también hay que ver nuestra parte de culpa y lo que podemos hacer, ¿Cuántas veces nos quejamos de lo que cuesta el móvil y cuantas veces cambiamos? Algo mejor nos iría si cambiáramos en vez de quejarnos. Si me hacen algo que no me gusta la solución no consisten en quejarnos a un operador en sabe dios donde, sino tranquilamente ver precios y llamar a la competencia. Menos charlas de café y más mover el culo y así más... gasolina, hay hasta una web del ministerio que compara precios, ¿Quién la ha visto? "es que la gasolina es peor" si claro, son los del camión que escupen, y así podríamos seguir...

Zapatero tiene mucha culpa de las cosas, pero no toda... que también podemos elegir (hasta a este personaje hemos elegido nosotros...).

Mendigos.

Hace poco el alcalde de Madrid, Garrardón, hizo una propuesta para que no esté la gente en la calle.
Algunos pensaron que era algo estético, y, conociendo conociendo al personaje nos ería de extrañar, pero después de sus explicaciones probablemente haya que creerlo.

En estos tiempos en los que a la mayoría poco le importa el resto salvo su propio culo, nos puede sorprender, incluso a aquellos que van mucho a misa y se consideran muy piadosos, pensando algo parecido a Esperanza Aguirre, que insinúa  algo de libertad individual para elegir. ¿Qué puede elegir alguien que está en la calle? posiblemente con alguna enfermedad mental, o con el agua tan al cuello y olvidado pr todos que se ve en la miseria, y probablemente acabe con alguna enfermedad.
En estos tiempos de anuncios de eres enormes en empresas que dan beneficios y que reparten bonus entre directivos, en estos tiempos del egoísmo, también nos deberíamos fijar en los que menos tienen, en acercarnos e intentar hacer que salgan del hoyo. sin escudarnos en falsas historias de libertad de elección en personas que no pueden elegir, sino ayudarles, cada uno lo que necesite.
Quizá así empecemos a hacer una sociedad algo más justa dentro de toda esta marea de egoísmo exagerado y avaricia que nos rodea.